//
you're reading...
Reflexiones

De un poeta a un magnífico poeta.


“La sobreviviente castidad de la sonrisa”
William Akcoo.

Dedicado a Carlos Aguasaco.

 

A William Akcoo lo conocí, o mas bien me lo presentó su buen amigo, el también poeta Colombiano, Carlos Aguasaco.

Pero eso fue hace ya tres años. Salíamos de una lectura de los poemas de Carlos, durante la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo 2011. Luego de regalarme su libro Conversando con el Ángel, me pasó un pequeño libro, titulado: La tiniebla de la culpa , y entonces dijo: “Lee a este otro poeta, es un buen amigo mio.”

Como terrible lector que soy, dejé en suspensión inanimada aquel pequeño libro hasta el día de hoy.

De pronto he tenido que escribir este texto a modo de ‘Mea Máxima Culpa’.

Angustiado sorbía café sobre la mesa. Tendía los ojos en el suelo‘  al buscar más información sobre la obra de William Orlando Beltrán Carrillo, (Nombre verdadero de William Akcoo) me enteré que aquel mismo año que me fuera entregado su obra, William se había desprendido del árbol de la vida, como una hoja otoñal en pleno verano.

Se fue a algún lugar a esconderse, a proteger su escondite, a ‘Crear exactamente, ese lugar allí…’  el espacio donde evadir finalmente el espejo.

Esto me ha sido de tanta tristeza, no poder comentarle esos versos, con los que me acababa de identificar. Pero, el tenia toda la razón al decir:

La gente nunca sabe’.

Nadie se dará cuenta que el poeta al igual que el payaso, es invisible, pero tan solo para aquellos que ríen, no con el, más bien de el.

Para mi es un terrible remordimiento el no haberlo conocido antes, baja como una tiniebla, ante esta herida, en la propia herida, nada romántica de su partida.

Ahora desciende, se va hundiendo ‘bajo el terreno sólido’, a paso firme, dejando tras de si su obra, que como la ‘arcilla, hermosa por amorfa, busca su forma primigenia. (Genealógica) Huella.’

Me cuesta poder escribir estas lineas, tratando de recrear su figura, su poética, su persona desconocida, tratando de respirar su aire puro, y no como el de los batracios que repudió. Bien dijo el:

“De aquellos peces que resistan… ¡No morir!… ¡Será el aire!”

A pesar de su partida, a pesar de no haberlo conocido en persona, ni mucho menos haber sostenido una charla virtual, me siento satisfecho, honrado, por esta ‘ocurrencia feliz de haber podido ejercer este cotidiano ejercicio de volverme horas’, haber tenido la oportunidad de descubrirlo a través de sus textos.

Gracias William, pues hoy sé que existe un muro, en donde ‘los ladrillos se confunden con los rostros.’ Una pared humana, esa que sobre la base del sentimiento, las palabras, la estética, y el pensamiento, construiste.

De esto con una casta sonrisa, yo también:

DOY FÉ‘.

Dany Brown de la Cruz

 

 

About redbarcheta1

Dany Brown, Santo Domingo, D.N. República Dominicana. Desde el 2004 labora para el Ministerio de Cultura (MC) como profesor de Historia de las bellas artes, en la Escuela Nacional de Artes Visuales.(ENAV) A partir del 2005 es incorporado al Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT), como asistente académico y administrativo. Es miembro de varios grupos socio-culturales y deportivos, entre estos Kiskeya Libre, Taller Narradores de Santo Domingo, y Cicloruta Dominicana.

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog Stats

  • 12,255 hits

Publicaciones anteriores

Derecho de autor

Safe Creative #1206150053838

Filosofia

Holstee Manifesto

%d bloggers like this: