//
you're reading...
Uncategorized

El inadaptado.


El Inadaptado.

Un hombre desciende por la acera, la vista baja, ojos tristes, paso lento. En su boca se acumula una  nube, que deja escapar con discreción, así como se va la vida. Fuma una pipa. En sus brazos carga consigo una computadora, y algunos libros que no ha terminado. Anda solo, no tiene amigos, o pretende que la gente a su alrededor no existe. A veces levanta la cabeza y piensa, que aquellos que lo alaban son mas sus enemigos que quienes lo critican, porque quien lo critica le estruja la verdad de sus imperfecciones en la cara. Toma otra bocanada de humo, y como antes lo aprisiona para saborearlo y entonces dejarlo escapar por la comisura de sus labios.

Solo sabe que va caminando por la acera, no tiene rumbo, se detiene brevemente ante el semáforo respirando profundo como la primera vez que lo hiciera. Cruza la calle, sigue caminando. Se siente solo, se siente libre, se siente perdido. Nos es un hombre viejo, pero tampoco es joven. Vive en una sociedad donde se le considera brillante, y aun así es un fracasado.  Aquel hombre, camina sin cesar pensando la manera más eficiente de terminar con sus pesadillas.  Llega a la costa, recorre el interminable malecón buscando respuestas, pero el viento solo trae más preguntas. Una lagrima rueda ahora por sus cachetes, y maldice. Si!! Maldice a Sartre, Camus, Schopenhauer. La ansiedad le consume, toma asiento en uno de los bancos, y vuelve a respirar profundo. Coloca los libros a un lado, apaga su pipa, y la guarda en un bolsillo.

Aquel hombre mira el horizonte tratando perseguir aquello que se le ha perdido más allá de esa línea imaginaria. Toma su laptop, escribe una nota. Locuras sin sentido. Deja el aparato abierto y encendido sobre sus libros. Se acerca ahora a la orilla, mirando fijamente aquel horizonte que le ha robado más que su vida y su presente. Su futuro.  Está lleno de autocompasión y rabia, en su cabeza todas las cosas que hizo sin éxito, y las que dejara de hacer. Cierra los ojos, se hace con fuerza de esa baranda que lo separa del amplio océano. Lanza un quejido como un lamento, y llora. Llora porque piensa que en este lugar lo encontraran derrotado, y es precisamente lo que siempre quiso evitar.  Con los ojos inyectados mira decididamente al mar, como cuando se mira a un agresor previo al golpe que lo derribara. Y recuerda con una media sonrisa dibujada en la cara aquello que acababa de escribir. Pensaba como se vería el cursor parpadeante luego de su obra maestra, esa última frase que decía:

“…Este es el maldito final. Y este hombre soy yo.”

About redbarcheta1

Dany Brown, Santo Domingo, D.N. República Dominicana. Desde el 2004 labora para el Ministerio de Cultura (MC) como profesor de Historia de las bellas artes, en la Escuela Nacional de Artes Visuales.(ENAV) A partir del 2005 es incorporado al Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT), como asistente académico y administrativo. Es miembro de varios grupos socio-culturales y deportivos, entre estos Kiskeya Libre, Taller Narradores de Santo Domingo, y Cicloruta Dominicana.

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog Stats

  • 12,255 hits

Publicaciones anteriores

Derecho de autor

Safe Creative #1206150053838

Filosofia

Holstee Manifesto

%d bloggers like this: