//
you're reading...
Uncategorized

Desnudas en el super.


Yo era precoz, muy maduro para mi edad. Desde muy pequeño se resolvió que mi problema era mi obsesión con el sexo.

Siempre anduve detrás de ellas, quería saber como estaban conformadas sus partes. Quería acercármeles y perseguir mi instinto mas básico. Siempre me rechazaban, decían que era muy chico, decían que no tenia experiencia, y un sin fin de excusas.

No soportaba la idea pesada de quedarme solo en la vida, sin siquiera poder experimentar eso que tanto soñaba.

Mi obsesión con ellas, era tan grande que empece a pensarlas desnudas. Mi idea era, que si podía imaginarlas, tal vez se harían realidad mis suenos.

Me esforzé, y hacia mis mejores intentos, creaba las fantasías mas grandes para verlas desnudas, pero no se desnudaban.

Tenia que verlas desnudas, a como de lugar.

Me lo reprocharon, una y otra vez.. eres demasiado chico, no puedes verlas. No es apto para tu edad.

Estaba desilusionado, a mi corta edad el mundo se me venia encima.

La curiosidad, el morbo, llamenle como quieran, pero ese interés que me poseía era intenso.

Creo que lo había intentado todo, para verlas desnudas. Nunca hubo un alma que se condoliera y quisiera posar para mi.

Creo que ya estaba a punto de arrojar la toalla, cuando sucedió lo inesperado.

Empezaron a publicar grandes anuncios publicitarios, algo nunca visto. Se estaban desnudando en publico, y tenia que verlo.

Creo que buscaron tal vez el lugar menos ideoneo, pero justamente el mas llamativo para hacerlo. A quien se le ocurre desnudarse en el super.

Pero que importa, al fin y al cabo lo importante era que a este lugar traerían el espectáculo y yo al fin satisfaría mi curiosidad, seria feliz, libre del ardor que me quemaba.

Me decidí, ese miércoles lo recuerdo. Luego de haber dado unas vueltas, tratando de engañar a todos, y poder escabullirme entre los adultos, pude llegar al publicitado local.

Mi emoción era indescriptible, sentía mi corazón latir a ritmos nunca antes experimentados. Los nervios eran tales, que se me olvido que debía entrar de incógnito. El asunto es que logre entrar sin ser advertido por la misma puerta principal. Llegue donde se aglomeraban todos, el escenario, estaba preciosamente iluminado, los cristales destellaban las luces, como si de un lugar nocturno se tratase. A nadie en realidad les interesaba el lugar, pues todos fuimos tras lo mismo, por aquellos portentos desnudos.

En su asombro nadie se percató de mi presencia. Era realmente un espectáculo único, y no se lo perderían  por estar pendenciando detalles.

Muchos estaban como petrificados, como si nunca antes hubieran visto tal espectáculo. En cuanto a mi, mi satisfacción era casi completa. Estaba extasiado al verlas. Deseaba ir un poco mas allá y tocarlas, pero estaba prohibido, habían hombres mirando por todas partes,  la seguridad era tanta que lograba intimidarnos, nadie se atrevía a acercarse.

Ellas, uff, eran preciosas. Definitivamente debieron ser extranjeras, pues no se inmutaban ante la mirada de tantos extraños presentes en ese local.

Su piel era cómplice de esa idea, pues era perceptiblemente suave, blanca, casi transparente como europeas.

Estaban ahí tiernas, olorosas, recién bañadas, era un olor.. a desnudez..

Pero como dije anteriormente, mi satisfacción hubiese sido completa, a no ser por el hecho de que eran foráneas.

Las criollas, por lo general aun con ropa son más alegres, se mueven con una cadencia, y un gusto propio del caribe, pero la condición de extranjera en estas era evidente. No motivaban a uno para nada.

Y como era de suponer, eran de la vida, no querrían una relación seria. Lo único importante era que yo había satisfecho mi curiosidad, las había visto desnudas en el super.

Ahora que lo pienso, hubiese podido haber ido un poco mas allá con alguna de ellas. Pero, en mi juventud no podría costear esas preciosas extranjeras.

Aun lo recuerdo, quise protestar pero tan solo me salio un pequeño suspiro, junto a un quejido como el de una corneta.

La voz decía, Gallina gringa $20 pesos la libra.

About redbarcheta1

Dany Brown, Santo Domingo, D.N. República Dominicana. Desde el 2004 labora para el Ministerio de Cultura (MC) como profesor de Historia de las bellas artes, en la Escuela Nacional de Artes Visuales.(ENAV) A partir del 2005 es incorporado al Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT), como asistente académico y administrativo. Es miembro de varios grupos socio-culturales y deportivos, entre estos Kiskeya Libre, Taller Narradores de Santo Domingo, y Cicloruta Dominicana.

Discussion

One thought on “Desnudas en el super.

  1. Muy bueno. Como siempre amigo🙂

    Posted by Jael | July 12, 2010, 10:44 am

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog Stats

  • 12,251 hits

Publicaciones anteriores

Derecho de autor

Safe Creative #1206150053838

Filosofia

Holstee Manifesto

%d bloggers like this: