//
you're reading...
Narrativa, Uncategorized

Martha.


Olympia, por Edward Manet

Me arden las manos, el fuego quema la piel debajo de mis dedos. El cursor tiritante frente a mi, y una idea transfuga desde un relato a otro; un relato muchas veces escrito.  Esta idea, este relato:

Marta acostumbraba, a pararse en la esquina bajo el farol. Iniciaba a diario su trabajo temprano en la tarde, como dicen los “tigueres”, lista para “matar”. Cabello recogido, blusa ligera y sin mangas. Pantalones cortos muy provocativos, de esos que te hacen volver a mirar; sí, precisamente a ese punto donde la i griega se transforma en algo mas. Tenia unas canillas largas, como dos bates desesperados, agitados, esperando siempre que le pichen un juego. Ya se, lo podrán imaginar; Marta se la buscaba.

Siempre temprano, en la misma esquina, casi con la misma indumentaria, Marta se detenía bajo el farol. No eran pocos los que se le acercaban. Nunca importaba el vehículo, para ella lo importante era el móvil.

Algunas veces se le veía fumando entre un grupo haciendo coro. No eran de su liga, solo  muchachos a los que Martha alegraba excitandoles la vista.

En ocasiones, se le veía sentada en la calzada, pobre, perdida, abrazando una muñeca a la que llamaba hija.

Nunca llegaba tarde a la cita. Cada tarde bajo el farol de la esquina, Martha esperaba la llamada salvaje del próximo animal, un animal que podía ser femenino o masculino. No, nunca llego tarde a una cita, hasta un día. Martha no volvio.

Aqui estoy buscando a Martha, pero no aparece. Precisamente hoy, cuando me decido a buscarle. Donde estará Martha?

Ya había dado dos o tres vueltas en la esquina, y los vecinos, reconocían el aroma del animal en mi. Sus miradas recelosas, me rebotaban en la piel. O es que esos hipócritas nunca cogieron una chica alegre como Martha.

Ademas, quien de ellos, no había estado con ella? Don Marcos, estuvo una vez. Antonio el del colmado. Luisa la vieja, a las que todos pensaban jamona. Martinez el coronel de la esquina, se la llevó disque detenida un día, en su vehículo privado. Que cojones! Como si los mirones no tuvieran cerebro.

Aquel dia Martha regreso marcada. Su piel hinchada y amoratada, gritaba por ella. Pobre chica aquella Martha.

Martha, Martha, Martha.. donde estas?

Ya han pasado años, pensaron que no verían a Martha jamas. Sin embargo, hoy yo vengo a su encuentro.Yo se donde estuvo todo este tiempo. Me he puesto de pie en la esquina, justamente bajo el farol, el mismo donde ella estuvo muchas veces.

Frente a mi se detiene un auto lujoso, vidrios claros para que se vea quien va en el. Delante esta el chofer, tranquilo esperando una orden. Miro hacia las ventanas de los edificios, desde donde todos veian a Martha, y ahi estan los hipocritas murmurando. Seguro hablaran de Martha.

Pero esa persona ya no existe, murió hace muchos años atrás, justo aquí en esta esquina bajo el farol. Solo la busqué esta vez,  presentarle mis respetos, quería que todos supieran que Martha había muerto, que supieran que Martha en realidad se llamaba Julia de Arango.

El chófer se ha desmontado y me abre la puerta, entro a la limpia y fresca atmósfera del vehículo. El cierra la puerta, yo bajo el cristal, miro una vez mas hacia las ventanas. Desde ellas me rebotan sus miradas hipócritas.

El chofer vuelve al auto.  Sonríe, y me dice…

Hacia donde Doña Julia?

– Conduzca le contesté.

Julia de Arango, Duquesa de D’ Arevoir, repetia en mi mente mientras nos alejábamos.

About redbarcheta1

Dany Brown, Santo Domingo, D.N. República Dominicana. Desde el 2004 labora para el Ministerio de Cultura (MC) como profesor de Historia de las bellas artes, en la Escuela Nacional de Artes Visuales.(ENAV) A partir del 2005 es incorporado al Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT), como asistente académico y administrativo. Es miembro de varios grupos socio-culturales y deportivos, entre estos Kiskeya Libre, Taller Narradores de Santo Domingo, y Cicloruta Dominicana.

Discussion

2 thoughts on “Martha.

  1. Martha tiene derecho a ese happy ending, I NEED HER to have it!!!😦
    Gracias por el relato, Dan…
    Exquisito, como siempre… lastimoso como nunca.

    Posted by JoJo | April 13, 2010, 7:00 pm
    • Si, es una historia que ha llegado a mi realidad, justo a las puertas del vecindario. Es un tema muy real, uno de los que en estos momentos esta transformando nuestra sociedad. Hay que buscar la manera de limitar esa practica, cada vez mas ejercida por niñas. Gracias Jo Jo. Besos.

      Posted by redbarcheta1 | April 14, 2010, 3:14 am

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog Stats

  • 12,251 hits

Publicaciones anteriores

Derecho de autor

Safe Creative #1206150053838

Filosofia

Holstee Manifesto

%d bloggers like this: