//
you're reading...
Uncategorized

Bacáno.


” —Y ahora muy buenos días, mi querido amigo, ¡que el diablo le acompañe!—dijo el hombre.”
El diablo en la botella, por R.L. Stevenson.

En el poblado de las matas de farfan, diciembre es un mes de muchas fiestas, no solo por las tradiciones cristianas y religiosas, sino por que en estas fechas los que creen en el mal tambien celebran, buscan la contra para el bien. Se realizan ritos de toda clase  y se hacen ceremonias de iniciasión para los mosalvetes que quieren ser arrastrados al lado oscuro de la fuerza.

Una de estas ceremónias se celebra en la finca de Don Arcadio, conocido en el poblado como Papa Dio, un hombre difícil de caracter, pero bondadoso con los suyos; tambien era conocido por su doble moral religiosa, cristiano por la mañana y practicante de mágia por las noches.

En esta época de frescas brisas en el valle, las noches se hacen místicas en la finca de Papa Dio, se dice que los gallos hablan y los muertos caminan, que las sombras en la oscuridad se transforman en animales que solo en la fantasía de algun Stephen King cobrarian vida.

La gente del pueblo, por tradición respeta las creencias y mantiene bajo el secretismo más hermetico estas prácticas. Nadie se atreve a desafiar al mal, pues las cosas pasan. Se dice que en una ocación Julio el sacristan de la Iglésia de Santa Lucía, quien se oponía a estas prácticas se atrevió a desafiar la tradición, y acudió a una de esas fiestas negras para darle fín a la aberración que en nombre de Satanas se llevaba a cabo; esa noche, la del 22 de Diciembre de 1940 en la fínca de Papa Dio, fué la ultima vez que se vió a Julio el sacristan.  Por meses se le buscó, se iniciarón investigaciones, pero nunca nadie le pudo hallar,  tampoco nadie dijo nada, y ay de aquel que hablara del hecho o lo relacionara con el respetado Don Arcádio. La desaparición de Julio aun hoy es un misterio.

Hoy es la noche buena, de 1943, la gente anda lunática en los caminos, pues todos quieren estar en sus casas para cenar con sus familiares, a las 8:00 de la noche a las puertas de la oscura finca, estan reunidos un grupo menúdo de hombres, armados con machetes guindando al cinto, terciados en las espaldas, o empuñados con fuerza entre los dedos, todos atendiendo a las instrucciones del capataz.  -Ya les conté las historias, no se atrevan a adentrarse a los sembradios, que las cosas pasan. -Dijo José Augusto Benzan con voz enérgica a los muchachos de seguridad. Esta noche es especial, y nosotros fuimos contratados por Don Arcadio para proteger la finca de ojos curiosos y almas malintencionadas.  Así que repartanse y todos tomen sus posiciones. – Puntualizó.

Con un murmullo, tenebroso, el menudo grupo de seguridad se dispersó en triadas y se fueron a sus posiciones. Una de las triadas estaba compuesta por Macobí hijo de Doña Chicha, la partera; Rodolfo, el máyor de los hijos del que cuida los animales de Don Arcadio, un tal Cuco pepen, y Miguel, un huerfano criado en las calles, a quien la gente le cogió cariño por trabajador, y cuya  fama de atrevido y arretao le presedia, por eso todos lo conocian como el Bacano. Entre ellos iban discutiendo cual era el más temerario, y como reaccionarian si alguien se les atravesara y decidiera retar la ordenanza de no entrar a la finca.

Macobí dijo, al primero que se me pare a lante, le tercio la hoja de mi machete entre er epiplon pa que sepa lo que es un hombre, a lo que Rodolfo acometió, ha.. er que crea que tiene ventaja conmigo que se prepare, que en lo que er jale er machete le toy enterrando er lengua e mime der viejo que me cojí cuando venia pa ca..  y ese si que ta limao.., mientras tanto Miguel, con una sonrisa en la cara decia.. aqui er ma bacano soy yo.. y si bien es cierto que no le tengo mieo a ningun vivo.. meno mieo le tengo a las anima de la finca, ha! er que se me pegue, ta muerrto arrastrando fuertemente la r como es común; y si e argun muerrto no querra ta vivo.

Pero el diablo nunca duerme en su casa, dicen los viejo.. y los muchachos son siempre los primeros en ser tentados, de manera que en la mente de Macobí se le ocurrio retar a Miguel para que probara su hombria, lanzando el reto le dijo: Si e verrda que ute e bacanao.. a que no te mete parr sembrao, si tu pasa la noche ahí te vu a da lo menudo que tengo ahorrao par conuco der viejo Andre, Rodolfo siendo el más precabido y razonable, les dijo..señore  dejense de chanza que tamo trabajando y err patron dijo que ni inventemo con meterrrno par sembrao. Pero a Miguel le punzaba el ego.. y aceptó el reto.. con la condición de que cada media hora.. le vocearan pa no dormise. Una vez más Rodolfo le hizo la salvedad: Señore.. le tor diciendo.. hagano caso que Papa Dio no relaja.. y en eta finca las cosas pasan.

A pesar de todo, nada impidió que Miguel se metiera a los sembradios.. y desde la calle como fué acordado Macobí le vociferaba diciendo: ” Dime a ver tiguere bacano.. tu cree en Dio o en err Diablo, ta vivo o te ta meando”  y a eso gritaba Miguel… “Tigre no, Bacano soy.. ni creo en Dio, ni err Diablo, ni tengo mieo, ni me toy meando.”

La noche conforme pasaban las horas iba avanzando, y las nubes densas cubrian el sembradio, el frio hacia temblar los labios de los muchachos, pero no su valentía, y conforme acordaron se escuchaban las voces como un eco..  mientras guardaban el sector que les tocaba, muchos de los que habian ido se habian quedado dormidos, y desde el interior de la finca.. se escuchaban tambores, alaridos, voces de gente sufriendo, que se confundian con llantos de animal en pena.. la música salvaje.. se esparcia entre la niebla.. y la mágia cada vez más se montaba en las almas muertas, en las piedras, en el humedo pasto, y en las bestias.  Adentro de la siembra Miguel, escuchaba atento, todo movimiento, mirando con ojos de fuego, encendido en terror al más pequeño insecto.. pero era su reputación la que estaba en juego.. ni tradiciones, ni muertos, ni diablos, ni lerdos le harian dar su brazo a torcer. Era terco el malvado.

Pero era noche de brujas en la finca de Papa Dio, y los misterios se abrian al acecho.. buscando todo extraño que deborar, nada se quedaria en pie, nada permanecería igual.. la muerte reclamaba muerte, y esa noche el sacrificio estaba servido.  Las turbas en el ritual danzaban vendidas, sin impulso vital, los tambores invocaban al mal, las sombras caminaban, los gallos hablaban, y con tanto tabaco y ron.. al compas del tambor todos perdian la razón.

De entre la fogata, en el centro de la reunión se escuchó un rumor, una pena encadenada, un sonido de almas; de repente se advirtió un movimiento en los maderos ardientes, y una figura bestial se incorporaba vestido entre las llámas, parecía un chivo, tenía patas de buey, cola de serpiente.. pero no tenia cabeza..  esa visión rapido brincó despavoridamente, huyendo entre los presentes, esos poseidos, zombies del ritual.. gritando como gritan los puercos desapareció entre la multitud, como el humo se esfumó.

Entre la siembra se encontraba aun Miguel, envalentonado.. agazapado,  abrazando la niebla…enpuñando su machete, esperando al menor movimiento, sin advertir el peligro que rondaba, solo percibiendo un olor extraño, un olor como azufre, que provenía del ajitado latir del ritual. Por un momento se concentró en el sonido de los tambores, y su corazón palpitó al ritmo de ellos..  sintió morir.. lentamente, su piel se encrispó como la de una gallina, el frío le congelaba la mirada, y de repente el sonido se de tuvo.. escuchó el correr de un animal.. eschuchó lamentos.. quejidos, murmullos.. soyosos… su corazón se acelero.. miraba atento entre la oscuridad.. en sus oidos.. sonaba el pitillo… ese pitillo molestoso del silencio mudo, a su dercha unas ramas se mo vieron.. y gritó con voz valiente… COÑO QUIEN ANDA AHI.. SALGA PA NO PICALO..  con su respiración aun contenida…  levantó su machete… cuando sorpresivamente, un jurón asustado hizo rapida aparición y se perdió entre las hojas.

De nuevo los tambores comenzaron a sonar.. exhaló todo el aire en un solo respiro, la sangre volvió a su nivel y el color le volvió al rostro. Ya cuando pensaba que nada podria asustarlo, se escuchó la voz cansada de Macobí decir: ” Dime a ver tiguere bacano.. tu cree en Dio o en err Diablo, ta vivo o te ta meando”, brincando exaltado.. le sorprendió la realidad.. y con una carcajada respondió: “Tigre no, Bacano soy.. ni creo en Dio, ni err Diablo, ni tengo mieo, ni me toy meando.”

Un momento más y ya lo habia meditado, no valía la pena seguir jungando.. además si el capataz  pasaba por el camino.. y lo encontraba metido en el sembradio.. seguro que se armaba, ya no importaban los retos de Macobí, al fin y al cabo..ya casi eran las cuatro de la mañana y no habia pasado nada..  El humo a la distancia se disipaba, el sonido de los tambores callaban.. y el susurro de los festejos terminaba, la atmosfera mortal ya no parecía tan asesina, ya se disponía a salir.. pero tantos sobre saltos le habian provocado algo de hambre..  ya caminando hacia donde estaban Rodolfo y Macabí, aun en el sembradio.. se detuvo a marotear en un naranjo… soltó su machete para poder hacirse de una rama y arrancar de ella ese pequeño fruto que habia llamado su atención, en ese momento se escucho una voz de nuevo gritar.. ahora más lugubre, más tenebrosa, más cercana… ” Dime a ver tiguere bacano.. tu cree en Dio o en err Diablo”  Hahaha! se sonrio Miguel, con el fruto en sus manos, se dio la vuelta…   presto a contestar…  … Gritooo con fuerza y espanto… Tigre noo… nooo.bacaaaa  noooo…..

Rodolfo y Macobí se asustaron y corrieron..  jamas de Miguel supieron..   Nadie dijo nada, nadie rompió el silencio, y como era de esperase, ay de aquel que hablara del hecho o lo relacionara con el respetado Don Arcádio, ellos lo sabian, en esa finca las cosas pasan. Por el resto de sus vidas recordarian aquella fiesta, en la fria noche de diciembre, en la finca de Papa Dio, por siempre se preguntarian  que fué  ése  bacaaaa  Nooooo…..

About redbarcheta1

Dany Brown, Santo Domingo, D.N. República Dominicana. Desde el 2004 labora para el Ministerio de Cultura (MC) como profesor de Historia de las bellas artes, en la Escuela Nacional de Artes Visuales.(ENAV) A partir del 2005 es incorporado al Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (MESCYT), como asistente académico y administrativo. Es miembro de varios grupos socio-culturales y deportivos, entre estos Kiskeya Libre, Taller Narradores de Santo Domingo, y Cicloruta Dominicana.

Discussion

No comments yet.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog Stats

  • 12,251 hits

Publicaciones anteriores

Derecho de autor

Safe Creative #1206150053838

Filosofia

Holstee Manifesto

%d bloggers like this: